Si quieres, puedes

Es el título de uno de los libros de Richard Vaughan, ese emprendedor que cada año se cuela en la televisión, en la oferta de los fascículos de nuestro periódico favorito, o en un canal de radio que nadie conoce, pero que todos reconocemos. Una vez finalizada su lectura, me atrevo a calificarlo como libro de productividad personal en un tema tan específico como el aprendizaje de idiomas (no sólo el inglés), algo nada, nada fácil.

Captura“La inseguridad es el mayor peligro ante cualquier situación de comunicación, ya sea en su propia lengua o en otra”

Sentía curiosidad por profundizar en el método Vaughan y decidí leer este libro, inicialmente, lo reconozco, con algo de desconfianza, pues en sus más de 200 páginas esperaba encontrar una retahíla de productos comerciales, pero conforme me adentrada en su lectura comenzaba a reconocer los fallos propios y ajenos en el aprendizaje del inglés, por lo que finalmente me ha sido útil su lectura. A todos se nos hace una pesada losa el aprendizaje del inglés, y el Sr. Vaughan no nos engaña; dicho aprendizaje es muy duro pero es necesario tener muy claro si contamos con la ilusión para alcanzar ese objetivo. Además, una vez que terminamos de leer su “testamento” como él lo califica, somos conscientes que el método Vaughan tiene unas peculiaridades que debemos tener presentes y conocer desde el primer momento.

Comparto las siguientes claves en el aprendizaje del inglés:

  1. Oído; sin duda alguna es el elemento en el que más “erramos” los hispanohablantes,… y por ello es el factor donde debemos de poner más empeño; “educar nuestro oído”, oyendo inglés (no escuchando) de fondo (mp3, CD’s, BBC,…).
  2. No tengamos miedo a hablar,… por supuesto que nuestro acento nos delatará, pero tenemos que lanzarnos a hablar, es la única manera de tomar confianza con el inglés. Mejorar nuestra pronunciación, y hablar en voz alta, mucho, mucho….
  3. Dominio de la gramática básica que nos permita identificar las estructuras más comunes del idioma.
  4. Repetir, memorizar, repetir, memorizar,… hay algo que tenemos que tener claro; sin esfuerzo ningún método nos lleva al éxito.
  5. Aprender un vocabulario que nos permita completar el círculo; oír – hablar – gramática básica, y volver a empezar… Para ello, es muy recomendable la lectura de libros en inglés, pero siguiendo los consejos que nos expone el Sr. Vaughan en su método.

“Apasiónese por los temas de su actividad profesional y sienta una necesidad imperiosa de transmitir esa pasión a los demás y ¡presto!, comenzará a desarrollar una riqueza de vocabulario insólita, primero en su propia lengua y, después, espero, en inglés.”

Os recomiendo su lectura, y entenderéis mucho mejor las claves que os he enumerado. Obviamente, es el método del Sr. Vaughan, que puede ser más o menos acertado, entendiendo que ello dependerá de los resultados que se obtengan. Y en mi opinión, dicho método puedes desarrollarlo con los elementos didácticos del Sr. Vaughan, o de manera autodidacta, pero recuerda que siempre es recomendable un profesor (y bueno, siendo esto un aspecto nada baladí).

Imágenes obtenidas de http://www.morguefile.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s